Red velvet

Las imágenes que tengo de esta tarta son de la boda de mis amigos Rosa y Lieven que se casaron y confiaron en mi para hacer las tartas para su maravillosa boda.

Las fotos no podían ser de otro que del gran Rafael Arocha!

INGREDIENTES

Para un molde de 20cm

  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 1/2 tazas de harina
  • 1/4 taza de cacao en polvo
  • 1 1/2 tazas de azúcar
  • 1 1/2 tazas de aceite de girasol
  • 2 huevos grandes
  • 1 1/2 cucharadita de colorante rojo en pasta
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza de buttermilk*
  • 1 1/2 cucharaditas de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de vinagre de vino blanco

PARA EL FROSTING

  • 250g de queso crema (a temperatura ambiente)
  • 250g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 1 taza de azúcar glasé
PREPARACIÓN

Del bizcocho

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. En un bol, mezclar la harina, la sal y el cacao. Reservar.
  3. Con unas varillas eléctricas a velocidad media, mezclar el azúcar y el aceite hasta que estén bien mezclados. Añadir los huevos, de uno en uno, mezclando bien después de cada adición. Añadir el colorante y mezclar.
  4. Añadir la harina en tres veces, alternando con la buttermilk. Mezclar hasta que quede todo bien integrado. Ayudarnos de una espátula de silicona para mezclar bien las partes pegadas a la pared del bol.
  5. En un pequeño bol, echar el bicarbonato y a continuación el vinagre, mezclar rápidamente y añadirlo a la masa del bizcocho y mezclar unos 10 segundos hasta que quede bien integrado.
  6. Añadir a los moldes (o molde) y meter en el horno durante unos 30 minutos o hasta que el palillo salga limpio al pincharlo.

Del frosting

  1. Batir un poco la mantequilla hasta ablandarla.
  2. Añadir el queso crema y batir a velocidad media hasta que quede incorporado.
  3. Añadir el azúcar glasé y batirlo todo junto. Ya está listo el frosting.

Montaje para cubrir toda la tarta con el frsoting

  1. Si hemos hecho un sólo bizcocho, cortarlo por la mitad para tener dos.
  2. En el pato donde vayamos a servir la tarta, poner uno de los bizcochos y extender una buena capa del frosting.
  3. Poner encima el otro bizcocho, extender una fina cap del frosting por los laterales con una espátula (yo tengo una especial para esta tarea), hasta cubrirlo todo. Poner una capa también en la parte superior.
  4. Dejar enfriar en la nevera unos 25 minutos para que quede la primera capa un poco firme, pero sin que quede muy dura.
  5. Sacar de la nevera y cubrir con el resto del frosting por los laterales y parte superior. Si lo queremos todo muy fino, nos será más fácil con la espátula especial, pero con una de silicona podemos hacer que quede más irregular y también queda muy bien.
  6. Decorar.

Montaje para tarta nude* (donde se ven los bizcochos)

  1. Preparar sólo la mitad o menos de la mitad del frosting.
  2. Si hemos hecho un sólo bizcocho, cortarlo por la mitad para tener dos.
  3. En el pato donde vayamos a servir la tarta, poner uno de los bizcochos y extender la mitad del frosting, hasta tener una buena capa.
  4. Poner encima el otro bizcocho y extender el resto del frosting en la parte superior.
  5. Decorar.

*En la siguiente imagen podéis ver como es la versión nude de esta tarta. Es más clásico y con un contraste mayor de colores y se ven claramente los dos pisos de la tarta.

1Comentario

Deja un comentario