Pastel de queso fresco

Este pastel es muy suave y ligero. Es ideal para el verano, cuando apetecen cosas fresquitas.

INGREDIENTES

Para un molde de 20cm

  • 125g azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 50ml agua
  • 50ml zumo de limón
  • 8 hojas de gelatina
  • 250g queso fresco tipo Quark
  • 400g nata líquida
  • 60g azúcar
PREPARACIÓN
  1. En un cazo, mezclar el azúcar, las yemas, el agua y el zumo de limón, llevar a ebullición y reservar.
  2. Poner las hojas de gelatina en agua para hidratarlas, cuando estén blandas, quitar el agua y deshacerlas en el microondas, con mucho cuidado de no quemarlas; a intervalos cortos.
  3. Mezclar la crema que teníamos reservada con la gelatina y el queso fresco.
  4. Montar la nata con los 60g de azúcar y añadirlo a la mezcla anterior con movimientos suaves para mantener el aire.
  5. Echarlo en el molde (mejor si es desmontable), taparlo con papel de horno y ponerlo en la nevera mínimo 4 horas para que cuaje.
  6. Se puede servir acompañado de fruta fresca de temporada o con una mermelada. En este caso utilicé la de nísperos y el contraste era muy interesante.
Receta del libro Cocinar para ser feliz de Carme Ruscalleda
2 Comentarios
  • Marcos García
    Publicado a las 13:04h, 21 mayo Responder

    Voy a probar esto, Martiña. Ya te contaré.

    • Marta Ayra
      Publicado a las 16:27h, 21 mayo Responder

      A ver que tal! Hace tiempo que no la hago, pero la recuerdo riquísima!!

Deja un comentario