Mi entrada en el mundo de los eventos y maridajes

Cuando vuelves a “casa” después de 14 meses viajando por el mundo (si alguien no sabe de que va, en vamosalgramo os lo contamos) estás desorientado, desalentado y con muchas ganas de viajar de nuevo. Cuando van pasando los días y ves que esta última opción por el momento no es viable, empiezas a entrar en pánico.

Por suerte, en mi caso, mis amigos Lieven y Mabel empezaron a encarrilarme de nuevo con proyectos emocionantes y únicos. Gracias a ellos empecé a tener cada 3 o 4 semanas una tarea: cocinar. Preparar un pica pica post concierto para 50 personas. Como veis tengo un blog de cocina, así que los fogones y sobretodo el horno son mi gran pasión.

The Rocking Chair Sessions, son unos conciertos íntimos en (hasta ahora) un salón modernista del Eixample con músicos independientes organizados por Son Canciones. Después del concierto no se acaba la fiesta sino que empieza. Hay una copa de vino gracias a Jovani&Vins, sorteo de libros de Reservoir Books y el pica pica que preparo desde el 18 de febrero.

Cuando conocí a Montsa de Jovani&Vins (tenéis que ir a su tienda en el barrio de Sant Antoni, es el paraíso) me comentó que un día me llamaría para colaborar con ellos en alguno de los maridajes que organizan en la tienda. Este proceso se aceleró cuando minutos más tarde, le daba mi contacto de Facebook y se daba cuenta que teníamos un amigo en común, Joan Ayra, mi primo sommelier. Pero no era un simple contacto… ¡mi primo trabajaba con ella desde hacía un mes! A los pocos días me llamaba mi primo para organizar un maridaje. Lo bautizamos, Ayra vs. Ayra.

Os acordáis como os decía que empecé mi nueva vida aquí sin tener muy claro que hacer (a parte de trabajar creando páginas web, claro)? Bien, sigo igual y con ganas de seguir viajando, pero me encanta el nuevo rumbo culinario que está cogiendo mi vida y estoy emocionada con nuevos proyectos relacionados con la música y la comida. Ya os iré contando.

Sin Comentarios

Deja un comentario